LOTERÍAS : “Chollo o Riesgo”

Logo general euromillones

Bajo este titular de LOTERÍAS: ”Chollo o Riesgo” vamos a realizar un pequeño repaso de sentimientos, tanto desde el punto de vista del jugador como desde el punto de vista de cualquier organizador de juegos de azar.

En el mundo de las loterías tanto los “chollos como los riesgos” pueden afectar a ambas partes del juego, y eso, es precisamente lo que lo hace interesante.

Chollo en la lotería, sorteos o apuestas

Para el jugador puede ser un chollo porque un poco de dinero en la compra de un boleto, puede proporcionar una cantidad enorme de dinero dependiendo de la cantidad de números acertados, y esto, suele oscilar entre la simple devolución del importe jugado y una cantidad preestablecida como premio máximo (que puede representar 20.000 veces el importe jugado en la lotería de Navidad).

En el resto de loterías, sorteos y apuestas, la rentabilidad variará en función de la recaudación.

Para el ente organizador siempre es un chollo. En los sorteos de loterías con boletos o billetes con números preestablecidos, en los que no se ha conseguido vender todos los boletos disponibles, todos los premios que pudiesen corresponder a estos boletos no vendidos, se sumarán al beneficio de la propia hacienda, además de premios pequeños que no se cobran por múltiples motivos (olvidos del jugador, desaparición de los boletos, caducidades, etc..) y más desde el 2013 por el impuesto del 20% sobre los premios superiores a 2.500 € en España.

Riesgo en la lotería, sorteos o apuestas

Para el jugador realmente hay pocos riesgos en este caso, salvo pérdidas de boletos o despistes por caducidad. Pero el mayor riesgo es el de malgastar el dinero en la compra de los boletos, cuando no son premiados. Pero siempre suele ser mayor la ilusión por lo que puede tocar, que la inversión realizada.

Pero, ¿Y si toca el premio máximo?

El riesgo para el ente organizador con la lotería tradicional de billetes o boletos con números preestablecidos,consiste en que no se llegasen a vender tantos billetes como para cubrir mínimamente los importes de premios a pagar.

Esto no ocurre con el resto de sorteos de loterías y apuestas, ya que los premios están estudiados en función de la recaudación. Por lo general el 55% de los recaudado se destina para premios en sus diversas categorías.